Según David Martínez, fundador y consejero delegado de ProEquity

El e-commerce convierte al sector inmologístico en «la nueva oportunidad de inversión» del negocio inmobiliario

De mantenerse el ritmo de crecimiento actual del e-commerce, se necesitará la creación de nuevos polígonos y construcciones logísticas.

Martes, 25/10/2022 por CdS

El sector inmologístico ha pasado de un puesto secundario en cuanto a inversión a ser una de las principales opciones.

El e-commerce vive una época dorada ahora que las compras en comercios ‘on-line’ suponen un 15% de las ventas, y con la previsión de que alcancen el 25% para 2025.

Tradicionalmente, el sector de la logística se relacionaba con el abastecimiento de grandes superficies, pero la proliferación del comercio ‘on-line’ en los últimos años ha hecho virar el sector hacia un servicio más enfocado en el consumidor final.

Este aumento de la actividad, con su consecuente ampliación de stock, se ha traducido en un incremento de la demanda de plataformas logísticas en las que orquestar los envíos a sus destinatarios, según explican desde ProEquity.

Así, el sector inmologístico ha pasado de un puesto secundario en cuanto a inversión a ser una de las principales opciones por parte de fondos y demás inversores. Ejemplo de ello es el incremento de la inversión en un 9% en este ámbito durante los tres primeros meses del año.

Para David Martínez, fundador y consejero delegado de ProEquity, “el e-commerce, gracias a la reducción de gastos típica de su modelo de negocio, así como de la creciente demanda de los consumidores, será una de las principales causas que hagan despuntar al sector como la nueva oportunidad de inversión dentro del inmobiliario”.

No obstante, a pesar del crecimiento exponencial del e-commerce, los expertos advierten que este debe ser estudiado con cautela, pues para asegurar su correcto desarrollo, el sector inmologístico debe de contar con medios suficientes para hacer frente a la alta demanda.

En este sentido, los metros cuadrados de suelo y las plantas logísticas disponibles cuentan con una gran importancia. Martínez estima que, de mantenerse el ritmo de crecimiento actual, se necesitará la creación de nuevos polígonos y construcciones logísticas, y por tanto, de nuevos terrenos de suelo urbanizable.

En su opinión, “es importante priorizar la creación de suelo, así como los nuevos proyectos logísticos”, para hacer frente al crecimiento actual, seguir generando retornos, captando interés inversor.