nave logistica construccion

La falta de disponibilidad de suelo inmologístico en Europa dispara las rentas.

El mercado inmologístico europeo mantiene un fuerte ritmo de crecimiento, pese a la ralentización económica que se está viviendo en los principales mercados del continente y la incertidumbra que aún rodea la conclusión definitiva del Brexit.

La confianza en que esta debilidad del crecimiento sea transitoria y la potencia del impacto del comercio electrónico sobre la economía europea siguen lanzando el alquiler de suelo para actividades logísticas, según un reciente análisis publicado por BNP Paribas Real Estate.

Así mismo, el aumento de las rentas, que alcanza un 5% desde el tercer trimestre de 2017 y hasta el mismo período de 2018, también viene fundado en la falta de suelo que se nota especialmente en algunas de los principales focos de actividad logística en Europa, así como en un progresivo aumento que se está registrando tanto en los costes de los materiales de construcción, como en la mano de obra.

BNP estima que países como Alemania, España y los Países Bajos han registro volúmenes récord de transacciones de suelo inmologístico a lo largo de 2018, un año que también ha visto una alarmante falta de disponibilidad de naves para actividades logísticas y que, en casos como los de las ciudades de Barcelona y Rotterdam, así como en el centro de Polonia, se ha colocado en tasas inferiores al 3%.

En concreto, en el mercado español, hasta el final del tercer trimestre, las rentas medias para instalaciones logísticas de más de 5.000 m2 en localizaciones prime de Barcelona se ha colocado en los 81 euros, en los 74 euros en Madrid y en los 52 euros en Valencia.

bnp-tercer-trim-2018