Volkswagen incorpora la tecnología BlueMotion en toda su gama de vehículos comerciales.

Volkswagen ha incorporado el software fraudulento de control de emisiones en 1,8 millones de vehículos comerciales.

El grupo Volkswagen ha ordenado a sus concesionarios la suspensión temporal de la venta de vehículos de las marcas Seat, Volkswagen, Audi, Skoda y Volkswagen Vehículos Comerciales equipados con motores diésel de la familia EA 189, que incorporan el software diseñado para manipular las emisiones de gases contaminantes.

El consorcio estima que un total de 11 millones de vehículos vendidos por el grupo entre 2009 y 2014 llevarían incorporados este software y, de ellos, un total de 1,8 millones serían los vehículos comerciales Amarok, Caddy, las distintas versiones de la T5 y las furgonetas Crafter.

Ahora, el grupo ha puesto en marcha está medida temporal «preventiva» en España, que afecta a unos 3.320 vehículos nuevos de estas marcas. La suspensión de ventas estará vigente hasta que se identifique si es necesario aplicar una solución técnica en los coches y, de ser así, hasta que esta se implemente.

Por otro lado, el consorcio ha insistido en que todos los vehículos en manos de los clientes son seguros y su conducción no presenta ningún problema.