La digitalización en el transporte es un proceso imparable que puede ofrecer grandes beneficios no solo en la gestión de la documentación asociada a la mercancía, sino también en el ámbito del control y mejora del negocio.

En este sentido, iniciativas como el eTIR, destinadas a impulsar los trámites aduaneros y facilitar el tránsito fronterizo de los transportes de mercancías por carretera, suponen un gran impulso para la actividad del sector, así como para el comercio internacional, precisamente en momentos en que la crisis supone un freno de gran calado para los intercambios comerciales, especialmente por las cortapisas que implica para el tráfico internacional de bienes y personas.

En este sentido, el gobierno uzbeko ha confirmado en las últimas semanas su interés en realizar pruebas piloto con protocolos eTIR en su frontera con Kazajstán este año, con la intención de avanzar en los protocolos digitales del convenio TIR para facilitar los tránsitos adunaeros en estos paso fronterizos..

De esta manera, se podrían expandir los corredores comerciales en la región, ayudando a las empresas uzbekas a acceder a los puertos marítimos en Pakistán e Irán gracias al uso intermodal de TIR, algo de crucial importancia para un territorio sin litoral.