El portacontenedores ‘Ever Forward‘, que quedó encallado hace un mes en Chesapeake Bay, cuando viajaba desde el puerto de Baltimore hasta el de Norfolk, en Estados Unidos, ha sido finalmente reflotado.

Para ello, ha sido necesario retirar unos 500 contenedores de los casi 5.000 que transportaba, después de dos intentos fallidos de remolcar el buque los días 29 y 30 de marzo. Para trasladar el buque se han utilizado dos barcazas, dos remolcadores de Donjon-Smit, otros dos de Moran y otros dos de McAllister.

Ahora, permanece anclado en Annapolis, donde será inspeccionado para valorar los daños sufridos. Por su parte, los contenedores retirados han sido trasladados en barcazas y descargados en las instalaciones donde fueron embarcados, la terminal Seagrit Marine de Baltimore.

La idea, siempre y cuando no se dictamine lo contrario tras la inspección, es volver a cargar la mercancía en el ‘Ever Forward’ y continuar el viaje a Norfolk. En este sentido, la taiwanesa Evergreen ha declarado lo ocurrido como avería gruesa en medio de una operación de salvamento que ha costado mucho más y ha sido mucho más compleja de lo que se esperaba.

CdS-Banner-suscripcion-OJD-750x110