La apuesta que desde hace décadas viene realizando el transporte frigorífico español por la especialización hace que los principales actores del sector apuesten por añadir al transporte nuevos servicios de valor añadido.

Esta tendencia muestra a lo largo de los años una evolución hacia una gestión integral de la cadena de frío.

Fruto de esta progresión, las empresas de transporte frigorífico demuestran su versatilidad a la hora de realizar servicios a diferentes temperaturas.

En este sentido, una encuesta realizada por Cadena de Suministro entre las empresas del sector, refleja que una amplia mayoría, hasta un 83,33% realiza tanto transporte refrigerado como de congelados, frente a un 16,67% que está especializado únicamente en el transporte de productos refrigerados a temperatura positiva.

encuesta 2018 transporte frigorifico

De igual modo, la distancia no representa un inconveniente para el transporte frigorífico español, ya que un 82,91% realiza tanto transporte transporte nacional como internacional, mientras que un 17,09% se circunscribe el transporte internacional a temperatura controlada.

También es de reseñar que más de la mitad de las empresas de transporte frigorífico encuestadas, concretamente el 52,18% realizan servicios de cabotaje.

Dentro del transporte internacional, los principales destinos de las empresas españolas de frigos se encuentran en la Unión Europea. Así mismo, dentro de la UE los destinos más frecuentes para los transportistas españoles son Francia, los Países Bajos y el Reino Unido.

En su camino hacia la especialización, las empresas de transporte frigorífico tienden a ofrecer servicios logísticos de valor añadido en su camino hacia una gestión integral de la cadena.

Con relación a este último destino, en el transporte frigorífico existe cierta preocupación con respecto a los resultados finales del proceso del ‘Brexit’ y cómo afectará a los intercambios comerciales bilaterales.

Tras estos tres países, otros destinos destacados son los mercados alemán e italiano, con el norte de África y otros mercados secundarios europeos como destinos que cierran los lugares a que se dirigen los transportistas frigoríficos españoles.

Por lo que respecta a las mercancías que lleva el transporte frigorífico destaca la elevada presencia de frutas y verduras, que realiza un 91,18% de las empresas encuestadas.

A gran distancia, algo más de un tercio de las empresas encuestadas realizan transporte de carnes y pescados, con un 34,45% y un 31,19%, respectivamente, mientras que, ya en último lugar, un 16,67% de las empresas que han respondido a las preguntas de Cadena de Suministro transporta habitualmente productos farmacéuticos.

Alto nivel de especialización

Por otra parte, la especialización del sector frigorífico español se deja sentir en la tendencia a ampliar servicios para añadir valor en la gestión de la cadena de frío, tendencia que parece asentada en los últimos años.

En este sentido, frente a un 28,94% de las empresas que no ofrecen ningún servicio adicional a los puramente de transporte, más de la mitad de las encuestadas, un 57,14% del total realizan también servicios de almacenaje de productos refrigerados en sus propias instalaciones, mientras que más de un tercio de los encuestados por Cadena de Suministro, en concreto un 42,86%, se encargan de realizar labores de distribución en destino para sus clientes, aprovechando instalaciones propias y otro 42,47% ofrece otros servicios.

encuesta 2018 transporte frigorifico

Así mismo, estos servicios adicionales que prestan los transportistas del frigo se centran en aquellas áreas en que más servicios realizan, casi de manera paralela, ya que un 84,27% de las empresas que proporcionan servicios logísticos los ofrece para productos hortofrutícolas, un 22,17% para carnes y un 18,93% para pescados.

Otro de los aspectos en los que se nota el alto nivel de especialización del transporte frigorífico español se encuentra en la poca incidencia que existe en las labores de estiba y desestiba de las mercancías, algo que la mayor parte de los encuestados, para un 71,43% en concreto, no representa un problema de gran calado, aunque en su mayor parte, las empresas encuestadas por Cadena de Suministro sí que refieren cierta preocupación por lo ajustado de los horarios dedicados tanto al transporte como a las labores de carga y descarga, así como en las consecuencias que acarrea para las empresas cualquier incumplimiento, aunque no sea achacable al propio transportista, sino a imponderables de la ruta.

En relación con el transporte internacional, la mayor parte de los encuestados, un 85,72%, considera que los conductores profesionales no deben ser considerados trabajadores desplazados y que esta situación pondría en riesgo la propia superviviencia de las empresas de transporte, ya que dificultaría gravemente su funcionamiento.

La mayor parte de los transportistas frigoríficos cree que la eliminación del límite de tres camiones como flota mínima afectará negativamente al mercado de transporte.

Así mismo, los transportistas españoles de frigo que hacen internacional abogan en su práctica totalidad por flexibilizar el regreso a casa de los conductores profesionales, con el fin de evitar la realización de los descansos semanales en cabina, de cara, sobre todo, a su más que probable prohibición, y con la intención, también, de evitar que muchos profesionales cambien de trabajo o de sector de actividad ante la dureza que supone trabajar fuera de casa tres semanas al mes.

Por último y en relación con la legislación española, los transportistas frigoríficos del país estiman que la eliminación del límite de tres camiones como flota mínima para acceder al mercado afectará negativamente al sector, ya que, según la mayor parte de las respuestas, facilitará la entrada al sector de actores no preparados, fomentará la atomización de las empresas y supondrá la llegada de más autónomos, con lo que aumentará la competencia en el sector del transporte y se recrudecerá la guerra de precios.

cuadro-final-noticias-para-enlace-al-especial