La demanda y la viabilidad financiera son elementos clave para determinar si finalmente se vuelve a reabrir la autopissta del mar entre Gijón y Nantes.

Una reunión celebrada esta misma semana entre el Gobierno de Asturias, Puertos del Estado, la Autoridad Portuaria de Gijón y Balearia mantiene vivo un proyecto que acumula retrasos y ha establecido un plazo de un mes medio para constituir un grupo de trabajo que se encargará de actualizar los estudios de demanda y potenciales volúmenes de negocio que es capaz de captar la línea marítima Gijón-Nantes con vistas a evaluar su reanudación.

El objetivo es poner en marcha la línea en el menor tiempo posible, toda vez que Balearia ha reiterado su interés en volver a explotarla, aunque, al tiempo, también ha expresado sus reservas en relación con la rentabilidad del proyecto, especialmente en su fase inicial, hasta que el servicio consiga generar una masa crítica.

El Gobierno de Asturias considera que la autopista del mar que enlaza Gijón con Nantes es un proyecto estratégico para el Principado, al generar una conexión marítima directa con el centro de Europa, con los consiguientes beneficios en términos de tiempos de tránsito para el transporte de mercancías y de mejora de la sostenibilidad ambiental.