DHL informe E&M

La cadena de suministro del futuro será mucho más sostenible.

Informe ‘Engineering & manufacturing 2025+: Building the world’elaborado por DHL, que se puede descargar en este enlace (disponible en formato pdf, en inglés, de 36 páginas, 5,4 Mb).

Los cambios que se están produciendo actualmente en el entorno empresarial de la ingeniería y la producción, conocido como el sector E&M por sus siglas en inglés, tendrán su consecuencia en la cadena de suministro del sector en la próxima década. 

Aunque seguirán siendo muy importantes los resultados que marcan el quehacer de cualquier cadena logística, como son el coste total, la eficiencia, la calidad y el rendimiento en las entregas, este sector deberá tener en cuenta los requisitos adicionales que presenta su actividad si quiere mantener su competitividad.

Así lo recoge el Informe ‘Engineering & manufacturing 2025+: Building the world‘, elaborado por DHL para analizar las perspectivas de los próximos años en lo referente al transporte y la logística de sectores como la industria aeroespacial, la minería no energética, la fabricación industrial y la construcción.

Las transformaciones que están teniendo lugar en los mercados y las demandas de los consumidores, las nuevas normas, la volatilidad del sector, la escasez de habilidades y las nuevas tecnologías transformarán completamente su quehacer diario. En este contexto, el informe del operador recoge las principales transformaciones previstas en su cadena de suministro del para la próxima década.

Las cinco tendencias de una Cadena de Suministro global

El futuro del sector pasa por una red global de cadenas de suministro regionalizadas para acercar el producto al cliente, ya que el traslado de la producción a países emergentes ha aumentado los plazos de entrega, algo inviable en el contexto actual, en el que la rapidez es crucial.

Por otro lado, la logística del sector debe ser resiliente y establecerse alrededor de la gestión de riesgo, lo que a su vez influirá en la elección de los lugares de fabricación para reaccionar rápidamente a la cada vez mayor volatilidad del mercado.

La tercera tendencia que indican desde DHL es una mayor sostenibilidad en la actividad. Actualmente, el peso de la misma a la hora de establecer una cadena de suministro se establece en torno al 5%, mientras que su importancia podría alcanzar en sólo cinco años el 25% de los factores a tener en cuenta.

Otro aspecto que marcará el quehacer diario será la mayor conectividad e integración de los eslabones de la cadena logística, un ámbito que se verá beneficiado por las nuevas tecnologías, que permitirán generar información en tiempo real sobre cualquier actividad logística.

Como quinta y última tendencia, el informe señala que las cadenas de suministro deben ser más ágiles, flexibles, rápidas y y eficientes, si quieren hacer frente a las variaciones de la demanda de productos cada vez más personalizados e individualizados.