Desde hace unos años, el Black Friday está considerado como el preludio de la campaña navideña. Tiendas ‘on-line’, retailers y comercios físicos se han rendido ante esta fecha clave, donde se ofrecen descuentos y promociones para incrementar las ventas.

En 2018, los operadores logísticos movieron más de dos millones de paquetes diarios durante el Black Friday y el Cyber Monday, pero en esta campaña, se espera superar estas cifras, así como las del ticket medio, que ascenderá a 240 euros, de los cuales 160 corresponden a la primera fecha y 80 euros a la segunda.

Así se desprende de un informe elaborado por Webloyalty, según el cual los productos más demandados en estos periodos son los de electrónica, viajes y moda, con descuentos que rondarán entre el 20% y el 40%. Los consumidores aprovechan estas fechas para realizar compras de importes medios y altos, que generalmente tienen bien meditadas, con un crecimiento de las ventas del 151% respecto a la semana previa.

El perfil medio del comprador ‘on-line’ en esta campaña es de mujeres entre los 25 y los 44 años, residentes en Madrid o Barcelona. El momento del día en que se registrará el mayor volumen de compras será a las 12:00 y las 21:00 del viernes 29 de noviembre, cuando se celebra el Black Friday, mientras que en el Cyber Monday, los picos de venta se retrasarán a las 13:00 y las 22:00.