El Ministerio de Fomento lleva este viernes 3 de julio al Consejo de Ministros el plan de desvío del tráfico pesado a las autopistas, con el fin de que el Ministerio de Hacienda apruebe la partida presupuestaria destinada al mismo, según ha podido saber cadenadesuministro.es de fuentes cercanas al proceso.

Este requisito ha sido el que ha impedido que el plan entrara en vigor el miércoles 1 de julio, como estaba previsto. Un retraso que ha provocado malestar y rechazo en la Confederación Española de Transporte de Mercancías (CETM), que le ha llevado a acusar a Fomento de retractarse de sus compromisos con el sector del transporte de mercancías por carretera «una vez más».

El Gobierno aprobará previsiblemente el proyecto en el Consejo de Ministros de este viernes, pero aún se desconocen las fechas manejadas por el Ministerio de Fomento para su puesta en marcha.

Experiencia piloto

Según las previsiones del Ministerio de Fomento, que bonificará el 50% de la tarifa de los peajes a los transportistas, esta medida podrá beneficiar a más de 1,3 millones de vehículos pesados. 

Los tramos en los que comenzará a aplicarse son los de Villalba‐Villacastín, Dos Hermanas‐Jerez Norte, Lleida‐Montblanc, Rubena‐Armiñón, Puxeiros‐Porriño y León‐Campomanes.

La experiencia piloto, que se prolongará hasta el 30 de noviembre, será analizada en profundidad conjuntamente por el Gobierno y el sector para tomar decisiones futuras en torno a la intención del Ejecutivo de desviar el tráfico pesado a las vías de mayor capacidad.