Desestiba de contenedores en el puerto de Tarragona

Los operadores se verán beneficiados de un ahorro en el tiempo y el coste de permanencia de las mercancías en la aduana.

La Agencia Tributaria ha puesto en marcha la Ventanilla Única Aduanera (VUA), un proyecto pionero en la Unión Europea que podría ahorrar 1.660 millones de euros en tres años de aplicación a los distintos operadores económicos implicados en la cadena del comercio exterior, según el Gobierno.

La VUA forma parte del paquete de medidas de agilización de trámites administrativos, impulsado por la Comisión para la Reforma de las Administraciones Públicas. Los ahorros de la ventanilla única aduanera vendrán dados gracias a una concentración de los trámites y controles en el momento del despacho de la mercancía.

La creación de herramientas informáticas que permitan una mayor coordinación entre los distintos servicios de inspección en frontera, anticipando el control y reduciendo en gran medida los costes del despacho, agilizará el despacho de mercancías en la aduana.

La VUA permitirá también acortar tiempos y plazos de tramitación, unificar y refundir formularios, y reducir documentación en papel relacionada con las mercancías objeto de comercio exterior.

Por otro lado, los controles e inspecciones efectuados por la Aduana o por otros organismos se llevarán a cabo evitando que un contenedor sea sometido en más de una ocasión a un examen físico., de tal forma que todos los organismos que intervienen en el control en frontera, compartirán la información disponible para el despacho aduanero a través de sistemas informáticos.

Desde el punto de vista gestor, la VUA agrupa los trámites que ahora se tienen que seguir en dependencias de varios ministerios. Por tanto, permitirá también acortar tiempos y plazos de tramitación, unificar y refundir formularios, y reducir documentación en papel relacionada con las mercancías objeto de comercio exterior.

Para los operadores del comercio exterior, la implantación de la ventanilla única permitirá una mejor planificación de las operaciones de importación, al poder presentar los documentos de importación y obtener información sobre los certificados necesarios para cada operación con mayor antelación.