El Gobierno corteja al Comité Nacional para no reunirse con los convocantes del paro de transporte

El Gobierno corteja al Comité Nacional para no reunirse con los convocantes del paro de transporte y dejar pasar el tiempo hasta que la Unión Europea permita tomar medidas de choque con diversos sectores al borde del colapso.

Lunes, 21/03/2022 por CdS

La reunión se celebra hoy, 21 de marzo.

El Comité Nacional del Transporte está convocado a una reunión hoy, lunes 21 de marzo, en Madrid, con las ministras de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, Raquel Sánchez, de Hacienda y Función Pública, María Jesús Montero, y de Asuntos Económicos y Transformación Digital, Nadia Calviño, a la sazón vicepresidenta primera del Gobierno.

Con este movimiento, el Ejecutivo tiene varias intenciones. Por un lado, busca privilegiar al Comité Nacional, órgano consultivo en materia de transportes, frente a la Plataforma en Defensa del Sector Transportes, convocante del paro indefinido en marcha.

Así mismo, por otra parte, con esta nueva reunión, el Gobierno también pretende mandar el mensaje de que está a disposición de los sectores económicos más golpeados por la crisis.

Sin embargo, más allá de las reuniones, faltan medidas por concretar, dado que el gabinete ministerial tiene decidido, como ha reiterado en diversas ocasiones, esperar a el Consejo de la Unión Europea que tendrá lugar a finales de mes. Es decir, que el tercer mensaje que se manda con este encuentro es que se le va a pedir al transporte que aguarde a que se concreten las medidas para evitar el incremento de los precios de los combustibles, no poca cosa, desde luego, para un sector exhausto.

A este respecto, el propio Comité reitera, como ha acordado en su reunión del pasado 18 de marzo, «la imperiosa necesidad de adoptar medidas urgentes para reducir, como sea, el actual estado de precios del combustible, sin que sea posible esperar al día 29 de marzo, como reiteradamente ha insistido el Gobierno. Medidas que ya han adoptado los países de nuestro entorno«.

Segunda semana de paro patronal

Mientras tanto, el paro convocado por Plataforma sigue adelante. Los organizadores de las movilizaciones tienen la intención de mantenerlas hasta que sean reacibidos por la ministra Sánchez, según han repetido.

En esta segunda semana de paro patronal podría agravarse la escasez de suministros, a medida que más sectores económicos se ven afectados y la falta de aprovisionamientos se nota ya en los lineales de los establecimientos comerciales.

En este sentido, la Federación Empresarial de Agroalimentación de la Comunidad Valenciana, Fedacova, ha llamado la atención sobre los cada vez más graves problemas que tiene la para el reparto de materias primas. Además, se insiste en que la situacion empieza a afectar al tránsito terrestre de materias primas que llegan a través del puerto de Valencia.

De igual modo, otros puertos también se están viendo afectados, como los de Tarragona, Barcelona, Algeciras, Bilbao y La Coruña.

Precisamente en Galicia, el Sergas calcula que el reparto de material sanitario en los centros públicos autonómicos se ha recuido entre un 40% y un 50%.

Murcia, por su parte, reclama la «urgente y extraordinaria» convocatoria de la Conferencia de Transportes que ofrezca soluciones para analizar «la situación insostenible de las empresas de transporte y ofrezca soluciones inmediatas a un sector tan estratégico».

En paralelo a la movilización de Plataforma, la flota pesquera ha decidido parar también hasta el próximo miércoles ante su incapacidad para asumir el incremento en los precios de los combutibles.

Así mismo, diferentes organizaciones del sector agrícola y ganadero han convocado este pasado fin de semana múltiples manifestaciones en diferentes ciudades del país, algunas de ellas masivas y que, además, señalan que el sector sigue vendiendo sus productos por debajo de coste, evidenciando de este modo la pobre aplicación práctica que tiene la Ley de la Cadena Alimentaria que, precisamente, quiere utilizar el Gobierno para convencer al transporte.

Mientras tanto, se siguen registrando incidentes violentos dispersos con resultados de daños en los equipos de transporte de aquellos que han decidido no secundar el paro y que han conducido a diversas detenciones.

La situación parece muy cerca de desbordar al Gobierno