estiba-puerto-barcelona

La figura del consignatario se ha convertido en un elemento crucial para el tráfico marítimo internacional.

El último Consejo de Ministros ha aprobado un Real Decreto que actualiza la normativa relativa a la consignación de buques para mejorar el tráfico comercial marítimo en España, así como para dotar de mayor transparencia y aclarar las obligaciones de los consignatarios,.

La norma crea, además, un Registro de Agentes Consignatarios que facilitará el acceso de armadores y navieros a estos servicios y mejorará el control del cumplimiento de las obligaciones por parte de la Administración, al tiempo que se dota de mayor transparencia a las obligaciones de los consignatarios y se aclaran sus funciones y su forma de funcionamiento.

A juicio del Gobierno, esta norma servirá para que los agentes consignatarios mejoren su servicio, algo que redundará en una mejora del tráfico marítimo y de su seguridad, ya que la figura del agente marítimo o consignatario de buques se ha consagrado, tanto en España como en los países de nuestro entorno, como una de las piezas fundamentales para el buen funcionamiento del negocio marítimo a través del desarrollo de las gestiones que requiere un buque en puerto, actuando en nombre del armador o naviero, toda vez que es obligatoria su presencia en el caso de buques extranjeros y para buques españoles cuando el armador o naviero no disponga de medios en el puerto en cuestión.