La publicación oficial en el BOE del Real Decreto 476/2021 de 29 de junio hace efectivo el traspaso de las competencias en materia de transporte por carretera.

Esta medida se aprobó con Consejo de Ministros a finales de junio, tras acordarse el pasado 10 de mayo, en la Comisión Mixta de Transferencias.

En paralelo, el Consejo de Gobierno vasco el decreto de traspaso de estas competencias que ha conducido a que se plasme en el Boletín Oficial del País Vasco, como es preceptivo.

En consecuencia se le trasladan al Gobierno regional los medios personales, presupuestarios y patrimoniales para gestionar la gestión de autorizaciones de operador de transporte, otorgamiento y gestión de concesiones de transporte privado, actividades auxiliares y complementarias del transporte, arbitraje y gestión de los exámenes de competencia profesional para el transporte y para las actividades auxiliares.

Sin embargo, la competencia queda condicionada a que se suscriban los correspondientes Convenios de delegación de facultades a lo largo del presente 2021.

En concreto, el traspaso incluye el traspaso del Palacio de Chávarri, sede de la Subdelegación del Gobierno en Vizcaya, la asignación de cuatro funcionarios y el abono de un coste total anual a nivel estatal de 153.555,47 euros para este ejercicio que abonarán con cargo a sus asignaciones presupuestarias el Ministerio de Política Territorial y Función Pública y el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana.

Así mismo, el traspaso competencial supone la supresión de cualquier órgano de gestión específica del transporte terrestre que pudiera existir dentro de la «Administración periférica del Estado», excepto, en su caso, en las provincias fronterizas con Estados extranjeros los necesarios para realizar las funciones administrativas precisas en relación con el transporte internacional.