El Consejo de Ministros de este pasado martes ha dado el visto bueno a la modificación del Real Decreto del año 2000 en el que se establecían las especificaciones técnicas que deben cumplir los vehículos especiales para el transporte terrestre de productos alimentarios a temperatura regulada y los procedimientos para el control de conformidad con las especificaciones.

Con este cambio legislativo, que se concretará mediante otro Real Decreto, se persigue el objetivo fundamental de perfeccionar la implantación en el territorio español del Acuerdo sobre Transportes Internacionales de Mercancías Perecederas y sobre Vehículos Especiales utilizados en estos transportes, ATP.

De igual modo, también se pretende simplificar los procedimientos de intercambio de información entre las diferentes administraciones implicadas en el control de la conformidad de las unidades mediante la utilización de medios electrónicos.

Así mismo, el Ejecutivo estima que estas modificaciones reducirán las cargas administrativas relacionadas con las especificaciones técnicas de los frigos para el ATP en torno a cuatro millones de euros por la simplificación de los procedimientos de registro.