El consejo de ministros ha iniciado en su reunión de esta semana la tramitación administrativa urgente para modificar de la LOTT.

Con este cambio, el Ejecutivo pretende establecer un régimen sancionador para los casos de morosidad en el sector del transporte de mercancías por carretera.

El gobierno entiende que la situación generada por la crisis sanitaria ha tenido una incidencia extraordinaria en la liquidez de muchas empresas de transporte de mercancías por carretera, lo que hace, según Transportes, necesario «garantizar que esa falta de liquidez no se vea agravada por el incumplimiento de los plazos de pago en los contratos de transporte de mercancías por carretera».

Con esta tramitación de urgencia se reducen a la mitad los plazos establecidos para cada uno de los trámites tendentes a la aprobación del proyecto de ley, para abordar de forma inmediata esta cuestión, reforzando el cumplimiento del plazo máximo legal de pago en el ámbito de las operaciones de transporte de mercancías por carretera.

Con esta iniciativa, el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana da respuesta a uno de los compromisos adquiridos con el Comité Nacional de Transporte por Carretera para evitar el paro patronal y, al tiempo, crea un mecanismo para evitar uno de los principales problemas de los transportistas en relación con el tiempo de pago de sus clientes.