Representantes de las principales asociaciones de cargadores y operadores logísticos y de las empresas ferroviarias de transporte de mercancías, han conocido los detalles de la iniciativa ‘Mercancías 30’, un programa de apoyo al sector que persigue aumentar su actividad y apuesta por la intermodalidad.

El plan contempla más que duplicar la cuota del ferrocarril en el transporte de mercancías en España en 2030, para llegar al 10% desde el 3% actual, debido a su elevado potencial para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero y para «mejorar la eficiencia del transporte terrestre», realizado principalmente por carretera. Según el Gobierno, el transporte de mercancías en ferrocarril es casi cinco veces más eficiente que la carretera y sus emisiones directas son 12 veces menores en ‘pauta no urbana’.

Para ello, se está definiendo un paquete integral de medidas a corto y medio plazo, con un importe que superará los 8.000 millones de euros en los próximos años, gracias, principalmente, a las inversiones previstas a través del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia (PRTR) aprobado por el Gobierno.

El Ministerio de Transportes tiene previsto destinar unos 1.500 millones de euros con cargo al Mecanismo de Recuperación y Resiliencia (MRR) en impulsar la eficiencia del sistema de transporte y distribución de mercancías, mediante el fomento de la intermodalidad y la modernización y mejora de los nodos de distribución.

Para ello hará hincapié en el sistema ferroviario, que juega un papel predominante (mejora de las terminales, conexiones ferroportuarias, digitalización, ayudas a empresas).

Más de 900 millones en ayudas a las empresas

El plan ‘Mercancías 30’ incluye un programa de apoyo al sector con más de 300 millones en ayudas a empresas en el ámbito ferroviario, con cargo al PRTR.

Entre las actuaciones contempladas, la implantación del estándar ERTMS para la gestión de la infraestructura, compra y renovación de vagones según criterios de interoperabilidad, compra y renovación de locomotoras con criterios ambientales, construcción adaptación o mejora de terminales de carga privadas y sus conexiones a la red ferroviaria, implantación de tecnologías y digitalización y eco-incentivos a la oferta para un transporte sostenible.

Junto con estas medidas, el programa prevé también definir ayudas a las empresas ferroviarias que puedan verse significativamente afectadas por restricciones temporales de capacidad derivadas de actuaciones sobre la infraestructura y otras partidas para mantener la subvención en los cánones de mercancías que los operadores pagan al administrador de la infraestructura por la utilización de la red ferroviaria.

Estas medidas elevarán por encima de los 900 millones de euros la partida total de ayudas a las empresas.