Obras en la Y vasca en el tramo de Beasain

Para el desarrollo del proyecto se revisará la necesidad de incluir el ancho internacional para dar salida a las mercancías por la frontera en el tramo entre Pamplona y la Y Vasca.

El ministro de Fomento, Iñigo de la Serna, ha reconocido recientemente la apuesta del Estado por un corredor ferroviario mixto de pasajeros y mercancías entre Zaragoza y la Y vasca que una el Mediterráneo y el Cantábrico pasando por Pamplona.

Este corredor se compondría de tres tramos: Zaragoza-Castejón, Castejón-Pamplona, y Pamplona-Y vasca. Para el primero, el ministro ha reconocido que ha dado la orden de realizar un estudio a la mayor brevedad sobre las posibilidades que ofrece la infraestructura existente, a fin de optimizarla mediante pequeñas inversiones con las que mejorar los tiempos de viaje y conocer si podría satisfacer las necesidades de pasajeros y mercancías.

Este mismo estudio se realizará en el tramo comprendido entre Pamplona y la Y vasca. En este caso, además, se analizará la necesidad de incluir el ancho internacional para dar salida a las mercancías por la frontera.

También se revisará la posibilidad de construir una segunda vía entre Pamplona y el municipio navarro de Alsasua, dado que es posible que haya espacio suficiente en la plataforma ferroviaria ya construida en este subtramo, pues entre Alsasua y la Y vasca ya existen dos vías.

Respecto al tramo Castejón-Pamplona, tanto la administración navarra como el Ministerio de Fomento han reconocido que el convenio firmado por ambas administraciones en 2010 ha quedado desbordado por la realidad.

Por ello, han acordado mantener una reunión de la comisión técnica prevista en dicho convenio para elaborar uno nuevo. En este encuentro, además, se analizará la devolución de los 44,5 millones de euros que el Estado adeuda a Navarra por la construcción del subtramo entre las localidades de Castejón y Villafranca, situadas en esta Comunidad Autónoma.