El Consejo Marítimo Internacional (IBM) ha registrado 195 ataques de piratería y robos armados en buques en el año 2020, un 20% más respecto a los 162 de 2019. Entre ellos, se encuentran tres secuestros de buques, 11 tiroteos, 20 tentativas de ataque y 161 abordajes. Los incidentes en el Golfo de Guinea también son particularmente peligrosos, ya que más del 80% de los atacantes estaban armados, según el informe de la IMB.

El incremento puede deberse al aumento de piratería y robos armados en el Golfo de Guinea, así como a los robos en Singapur, mientras que en la costa de Somalia no se ha registrado ningún incidente.

En lo que respecta a la actividad delictiva en el Golfo de Guinea, ha batido su récord de secuestros en el último año, con más del 95% del total de los 135 tripulantes secuestrados a lo largo del año. En total, 130 personas fueron secuestradas en esta zona en 22 incidentes diferentes.

Desde el año 2019, esta zona ha experimentado un incremento sin precedentes en el número de secuestros y solamente el último trimestre de ese año, se registraron 39 secuestros en dos incidentes.

balance 2020 de ataques piratas a barcos

Además, son particularmente peligrosos, porque más del 80% de los atacantes han utilizado pistolas. De hecho, los tres secuestros de buques y nueve de los 11 tiroteos de 2020 se han producido allí.

Se calcula que en el 25% de los ataques a buques, se han producido secuestros, lo que supera las cifras de cualquier otra región del mundo. Algunos de ellos se producen en zonas muy alejadas de tierra, lo que demuestra las capacidades de los piratas que operan en el Golfo de Guinea.

Por ello, desde el Consejo Marítimo Internacional se aconseja a las embarcaciones que permanezcan a al menos 250 millas náuticas de la costa en todo momento, o al menos hasta que puedan iniciarse las operaciones de carga en un lugar seguro.

Singapur, Indonesia y Somalia

En el caso del Estrecho de Singapur, se han producido 23 incidentes en el año 2020, con 22 abordajes en total. Se consideran de bajo nivel de riesgo, porque suelen centrarse en el robo a mano armada del buque, pero una de las tripulaciones resultó herida, otra secuestrada y otras dos amenazadas, habiéndose utilizado cuchillos en al menos 14 acciones.

En Indonesia, se han registrado 26 incidentes de bajo riesgo en 2020, con dos tripulaciones secuestradas y dos amenazadas. Mientras, en Somalia, aunque no se ha producido ninguno a lo largo del año, los piratas siguen teniendo capacidad suficiente para atacar, por lo que los capitanes y la tripulación deben mantener la vigilancia y todas las precauciones al navegar por estas aguas.