Un reciente estudio presentado en un congreso médico celebrado en Madrid ha analizado el impacto de los trastornos del sueño en un colectivo de 905 conductores italianos.

Según dicho informe, aproximadamente la mitad de todos ellos sufren problemas médicos de este tipo que pueden provocar que se queden dormidos al volante, por lo que pide que se obligue a las empresas de transporte europeas a realizar análisis a sus conductores para ver cómo les afectan trastornos del sueño.

El análisis, llevado a cabo entre marzo y diciembre de 2018, entre conductores de 50 empresas de transporte italianas ha detectado que un 55% de los chóferes analizados roncan habitualmente, y que de estos un 15% sufren apnea del sueño.

En idéntico sentido, otro 10% ha notado que deja de respirar momentáneamente durante el sueño, un 17% son hipertensos y el 77% o bien tiene sobrepeso o son obesos.

A partir de estos resultados, el estudio determina que la prevalencia de la apnea del sueño entre los chóferes profesionales es mayor que entre la población en general por lo que creen que es necesario que las empresas de transporte realicen exámenes médicos a su personal para esclarecer si sufren este problema que puede afectar a su conducción, a la seguridad vial y a la del propio vehículo y su carga.