nuevo-almacen-del-grupo-cortizo

El nuevo almacén cuenta con un taller-escuela y un departamento de arquitectura e ingeniería.

El Grupo Cortizo, especializado en el diseño y fabricación de perfiles de aluminio y PVC para la arquitectura, ha puesto en marcha un nuevo almacén de sistemas en Manzanares, Ciudad Real, en el que ha invertido 970.000 euros.

Con 3.600 m², está destinado a la entrega inmediata de pedidos, para lo que cuenta con un stock de 200 toneladas de perfiles de aluminio, 50.000 barras de PVC, una amplia gama de herrajes y accesorios, un panel composite y un pantógrafo que permite el mecanizado de dos planchas a la vez o la realización de modulaciones de 1,5 x 5 metros.

Además, las nuevas instalaciones albergarán un taller-escuela en el que se impartirá formación sobre sistemas de PVC a los clientes, y un departamento de arquitectura e ingeniería para dar asistencia técnica a los arquitectos en los proyectos planteados.

De esta forma, el grupo gallego refuerza su posición en el centro y sur de la península, donde disponen de una red logística propia con camiones semanales desde Manzanares al resto de Castilla-La Mancha, Andalucía, Comunidad Valenciana, Murcia y Extremadura. Así, seguirán apostando por la inmediatez y la proximidad, ofreciendo plazos de entrega muy cortos mediante una estrategia ‘just in time‘.

Cortizo opera en Manzanares desde 2007, donde cuenta con un centro de producción con una superficie de 18.600 m² y capacidad para producir hasta 6.500 toneladas anuales de perfiles. También disponen de unas instalaciones de 1.500 m² destinadas al tratamiento y gestión de residuos de aluminio.