Desde que se iniciara en diciembre de 2020 el transporte de las vacunas contra el Covid-19, el hub de IAG Cargo en Madrid se ha convertido en el epicentro para su transporte por todo el mundo, tanto de recepción como de envío.

A principios de agosto, había distribuido ya más de tres millones de dosis en vuelos operados por Iberia a las Islas Canarias, Baleares y Melilla, en España, y también a El Salvador, México, Chile, Uruguay, República Dominicana, Ecuador y Perú.

Se trata de la terminal de carga más grande del sur de Europa, con casi 1.000 m² de instalaciones, y cuenta con la certificación GDP que garantiza que tanto la instalación como su personal están preparados para la custodia, gestión y distribución de medicamentos para uso humano.

En este sentido, el transporte de vacunas requiere de un protocolo específico con el fin de mantener una temperatura constante y no romper la cadena de frío. Para ello, IAG Cargo cuenta con el servicio ‘Constant climate‘, específico para el transporte y tratamiento de material farmacéutico.

Además, participa junto a Unicef en la iniciativa Covax para lograr un acceso equitativo a las vacunas por parte de todos los países, a través de la carga aérea humanitaria.