Durante el año pasado, la facturación del mercado de mensajería y paquetería en la península ibérica ha crecido un 4%, hasta alcanzar los 7.750 millones de euros.

La crisis sanitaria, así como las medidas de confinamiento y cierre de establecimientos comerciales han reforzado el dinamismo del comercio electrónico y la demanda de servicios de transporte de paquetería, aunque, a la vez, la caída del consumo y la actividad industrial ha limitado el crecimiento de la actividad de las empresas de paquetería, especialmente en el segmento de paquetería industrial, con lo que tasa de crecimiento de facturación del sector está un punto por debajo de las de los dos años inmediatamente anteriores.

Con más detalle, el mercado de paquetería empresarial se ha incrementado un 9,8%, hasta los 5.140 millones de euros, mientras que, por otra parte, la demanda de paquetería industrial ha retrocedido un 5,8%.

tabla mercado paqueteria DBK 2020

 

En cuanto al ámbito geográfico, los ingresos generados por los servicios de transporte internacional de paquetería experimentaron una caída del 3,0%, frente al aumento del 6,6% en el caso de los servicios de transporte interior.

DBK estima que a corto plazo continuará el crecimiento de la demanda sectorial, en línea con la recuperación de la actividad prevista en el sector servicios y el dinamismo del comercio electrónico, así como por el mejor comportamiento de la actividad productiva en las principales ramas manufactureras.

En este contexto, la empresa estima un crecimiento de la facturación del sector en torno al 7% en el conjunto de 2021, lo que supondría tres puntos más de aumento que en 2020.

Por otro lado, en lo que respecta a la estructura del mercado, apesar del incremento del número de empresas y del elevado número de pequeñas compañías, sigue apreciándose una tendencia de concentración de la oferta.