BNP Paribas plataforma en alquiler en Alcorcon

BNP estima que la actividad promotora mantendrá el tono tanto en Madrid, como en Barcelona.

Entre abril y junio, el número de operaciones de inmuebles para actividades logísticas ha aumentado en Madrid y Barcelona, aunque, por contra la superficie logística contratada en ambas ciudades ha disminuido.

Pese a esta situación, el mercado se mantiene muy activo, según describe el último estudio de BNP Paribas Real Estate, que refiere una contratación total de 117.006 m² de superficie logística en Barcelona, frente a los 228.752 m² del primer trimestre., con un aumento del número de operaciones, que ha pasado de 15 a 17.

Al mismo tiempo, en Madrid, el volumen contratado ha pasado de los 73.700 m² del primer trimestre a los 87.642 m² del segundo, cifra que es más de un 60% inferior a los registros del mismo periodo de 2018, aunque la cantidad de operaciones en la capital sigue siendo elevada, con 13 operaciones registradas en el segundo trimestre y nueve en el primero.

Los operadores buscan ahora menos superficie y mejor ubicada

En esta tendencia a la disminución de superficie trasluce un cambio de preferencias de los operadores logísticos, que ahora se están centrando en la primera corona de Madrid y en instalaciones para  la última milla, por lo general más pequeñas en superficie.

Precisamente en este sentido, BNP estima que más del 75% de las operaciones de este segundo trimestre se han firmado por menos de 10.000 m², en su mayoría en la primera corona.

En cuanto a Barcelona, donde la contratación ha superado la barrera de los 100.000 m² por segundo trimestre consecutivo, la cifra acumulada del semestre de 345.758 m² es un 10,2% inferior a la de mismo periodo del año pasado, como consecuencia de la ausencia de operaciones de gran volumen y un tamaño medio de 6.883 m².

Disponibilidad y rentas

La tasa de disponibilidad se mantiene en  niveles muy bajos en ambos mercados. Mientras que en Barcelona se sitúa en 3,6% sobre un stock total de unos 6,5 millones de metros cuadrados, en Madrid, la disponibilidad es inferior al 6%, sobre un parque de casi nueve millones de metros cuadrados.

BNP vaticina que la actividad promotora continará su curso tanto en Madrid como en Barcelona, ciudad en la que podrían salir al mercado un millón de metros cuadrados adicionales en los próximos dos años, mientras que en la capital se espera que se incorporen 600.000 m² en los próximos 18 meses.

Por lo que respecta a las rentas, en Barcelona se sitúan en 4,85€/m²/mes para rentas medias y en 6,80€/m²/mes para las prime, mientras que en Madrid quedan en €/m²/mes y en 6,2€/m²/mes, respectivamente.