Fomento prevé que el Plan Inmobiliario del Aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas, presentado esta misma semana, abarcará unas 920 hectáreas de suelos potenciales, con una previsión de desarrollo de 562 hectáreas brutas que podrían convertirse en 2,7 millones de m² edificables y una inversión total público-privada de 2.997 millones de euros en los próximos 40 años.

Este Plan Inmobiliario del aeropuerto madrileño se desarrollará en torno a tres ejes siguiendo criterios de sostenibilidad e innovación, que incluyen un nodo logístico, un hub empresarial global y ofertas de servicios a los pasajeros.

Durante este año Aena tiene previsto encargar a un asesor financiero el diseño de la estructura societaria que comandará estos desarrollos. Para 2019 se habrán constituido los medios a través de los cuales iniciativa privada y la propia Aena inicien los proyectos, con la intención de que en 2020 de comienzo la construcción de los primeros inmuebles.

Las actuaciones a partir de entonces se estructuran en tres fases. La primera de ellas corresponde al lanzamiento del proyecto y tiene una duración prevista de ocho años, durante los que se construirán más de 550.000 m² con una inversión de 953 millones de euros centrados en usos logísticos y el arranque de la ciudad aeroportuaria o Airport City.

La segunda fase también tendrá una duración de ocho años, para desarrollar más de 950.000 m² adicionales, con una inversión de 739 millones de euros con el fin de consolidar la Airport City e iniciar la actividad en el centro de ocio. Por último, la tercera fase el desarrollorá todas las zonas con la construcción de 1.202.000 m² nuevos con una inversión de 1.305 millones de euros más.

Un nuevo ‘polo logístico’ de 257 hectáreas

El proyecto se articula en cuatro usos de suelo diferenciados, con el fin de crear un foco de atracción de tráfico y de servicios. Del volumen de suelo total previsto en esta actuación, un total de 257 hectáreas, con una edificabilidad prevista de 1,4 millones de m² junto a la A-2, en la zona prime del Corredor del Henares y junto al actual Centro de Carga Aérea van destinadas a un nuevo polo logístico.

Esta nueva plataforma se centrará en potenciar la carga aérea, la logística y las actividades de alto valor añadido, multiplicando por diez el espacio aeroportuario dedicado a estas actividades, con especial atención a tendencias en expansión como el e-commerce.

ministro-fomento-presentacion-plan-barajas-2018

El ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, ha presentado esta semana el Plan Inmobiliario para el aeropuerto de Barajas.

Así, los desarrollos se configurarán como parques con servicios logísticos integrales, truck center, servicios al transportista, puntos de control y seguridad, estacionamientos y oficinas de apoyo con naves de carga y almacenes de distribución, así como espacios específicos para industria ligera, biofarma y perecederos, entre otros.

La ciudad aeroportuaria o Airport City, por su parte, contará con una superficie total reservada de 62 hectáreas y una edificabilidad prevista de 652.000 m2 a desarrollar en una zona contigua a la Terminal T4 que se encuentra ya pre-urbanizada y que se resevará para hoteles, sedes empresariales, usos comerciales y parques de oficinas de última generación, entre las que se encontrarán los futuros cuarteles generales de Aena y Enaire.

El plan también prevé actuaciones para actividades aeronáuticas sobre una superficie de nueve hectáreas con una edificabilidad total prevista de 74.000 m² con las que se pretende mejorar el posicionamiento del aeropuerto madrileño como centro de referencia para el mantenimiento de aeronaves tanto a nivel nacional, como dentro del contexto europeo.

Por último, las actuaciones también contemplan la implantación de un gran centro de ocio y actividades comerciales de 57 hectáreas, con una edificabilidad total prevista de 341.000 m² y 298.000 m² de zonas verdes para completar la actividad aeroportuaria.