Tras la reciente evolución de las gamas T, C y K de Renault Trucks, los vehículos cuentan con mejoras en el diseño de la cabina, mayor seguridad con los nuevos faros LED, una nueva columna de dirección ajustable en tres posiciones, litera y asientos más confortables, así como un cuadro de mandos panorámico y más espacio de almacenamiento.

Ahora, además, el fabricante se centra en la mejora de la eficiencia con el nuevo T Energy-10, que incorpora un nuevo motor DE13 TC con una cadena cinemática optimizada.

Esto, unido a la última generación del sistema Turbocompound, que garantiza una mayor eficiencia termodinámica, y la optimización de la caja de cambios Optidriver, permite un ahorro de hasta un 10% en el consumo de combustible.

Se trata de la versión más eficiente del vehículo y la que ofrece el mayor rendimiento, a la vez que un consumo de combustible completamente optimizado, en línea con el objetivo de la marca en términos de reducción de emisiones de CO2.

El vehículo proporciona, además, la máxima rentabilidad y durabilidad gracias a las herramientas que aseguran un mantenimiento más adecuado y una mayor disponibilidad, como la actualización de software en remoto, el contrato de mantenimiento Excellence Predict, o la solución de gestión de flotas Optifleet.

 

banner-suscripción-a-cadena-de-suministro-750x110px