repostaje diesel combustible EESS gasolinera

La UE quiere evitar los desplazamientos para repostar combustible más barato.

El Pacto Verde de la Comisión Europea para reducir las generadas por los distintos medios de transporte en un 90% de aquí a 2050 afectará de lleno al transporte por carretera de la Unión.

Según un análisis elaborado por la IRU, esta ambiciosa iniciativa medioambiental de la UE implicará una revisión en profundidad de la Directiva que regula los impuestos que pagan las diferentes fuentes de energía y, en concreto, por lo que respecta al gasóleo supondrá nuevos pasos hacia la armonización en los impuestos que se pagan por este combustible en todo el territiorio comunitario, algo que afecta a aquellas zonas en que son menores.

La organización internacional estima que las autoridades europeas quieren de este modo reducir los desplazamientos para repostar en aquellas zonas con precios menores, así como acelerar la introducción de energías más limpias a través de la creación de un nuevo impuesto sobre las emisiones de CO2.

En este sentido, la IRU estima que el transporte crecerá en torno a un 300% hasta 2050 en Europa y Asia, por lo que se necesita ampliar el rango de combustibles para este modo, así como potenciar la intermodalidad, especialmente a través de programas que permitan reinvertir los impuestos que paga el transporte por carretera en proyectos innovadores que permitan al sector ampliar su actividad a otros modos.