Conscientes de lo mucho que se juegan, los países del este de Europa parecen incasables en su descarga de munición contra el Paquete de Movilidad.

Así pues, en plena recta final de aprobación de este conjunto normativo, los ministros de Transporte de Bulgaria, Rumanía, Hungría, Lituania, Polonia, Chipre, Letonia, Estonia y Malta han remitido una carta conjunta a los eurodiputados de cara a la votación final del Paquete de Movilidad que tendrá lugar la próxima semana en el Parlamento europeo, según informa Fenadismer.

Para ello se han apoyado en sus respectivos homólogos de Asuntos Exteriores para cargar contra las, a su juicio, negativas consecuencias tanto para el Mercado Unico de la UE como para las ambiciones europeas recogidas en su Pacto Verde” que tiene el Paquete de Movilidad.

Si finalmente el Pleno del Parlamento Europeo aprueba este conjunto de normas que regulan el mercado de transporte europeo, permitiría su aprobación definitiva si no se introduce ninguna enmienda, que debería ser adoptada por mayoría absoluta de los europarlamentarios.

En este caso, la regulación del desplazamiento y del acceso al mercado entraría en vigor 18 meses después de su publicación oficial, mientras que las nuevas reglas de conducción y descanso serían aplicables veinte días después de la promulgación del Paquete de Movilidad, incluyendo las que regulan el regreso de los conductores a la base de las empresas de transporte.