Los cambios que ha introducido el Paquete de Movilidad en las obligaciones de vuelta a casa de los conductores profesionales tendrán un impacto en las condiciones del mercado europeo de transporte de mercancías por carretera.

De igual modo, la nueva regulación también implicará un aumento de los tiempos de espera en los pasos fronterizos e incrementos de costes de los servicios de transporte, a tenor de un reciente informe elaborado por Transport Intelligence.

En concreto, el trabajo señala que para 2023 podría incrementarse el número de viajes en hasta 1,9 millones, lo que representa un aumento del 2% en los viajes internacionales de mercancías por carretera en 2023.

Así mismo, en términos de kilómetros recorridos, se calcula un incremento de hasta 2.500 millones de kilómetros para 2023, lo que supone un aumento del 4,8% en los kilómetros de vehículos de carga por carretera internacional en 2023.

Este incremento se deberá principalmente a los viajes de larga distancia que serían realizados por camiones que regresan cada ocho semanas a sus bases operativas en Europa del Este.

Consecuentemente, este aumento de viajes y de kilómetros recorridos implica un ascenso de las emisiones contaminantes de 2,9 millones de toneladas de CO2 para 2023, un 4,6% de las emisiones del transporte internacional de mercancías en el Viejo Continente.

De igual modo, el análisis también indica que se producirán incrementos en los pasos de los vehículos pesados por las diferentes fronteras y que también ascenderán los costes del transporte.

En este sentido, el aumento de los costes variará de manera heterogénea dependiendo del domicilio de cada transportista, aunque se estima que incrementará más los costes de las empresas del este del continente, así como de aquellas que aprovechan al máximo los ciclos de oho semanas.

Así mismo, también podría producirse un incremento de los precios de los servicios si se acentúa la escasez de oferta.