contaminacion humo tubo escape

Se pretende establecer un sistema que penalizaría a los fabricantes que no vendan una cuota mínima de vehículos de cero o bajas emisiones.

La Asociación Europea de Fabricantes de Automóviles, Acea, que representa a los siete principales fabricantes de camiones de la Unión Europea, ha manifestado su preocupación por el resultado de la votación en el Parlamento Europeo sobre los límites de emisiones a los camiones.

Los europarlamentarios han apoyado una reducción del 20% de las emisiones para 2025 y de al menos el 35% para 2030, lo que para la Asociación resulta excesivamente agresivo, dado que está por encima de la propuesta planteada por la Comisión Europea en mayo, que ya de por sí suponía un desafío para el sector.

El objetivo para 2025 exige que los fabricantes incorporen nuevas tecnologías en vehículos que ya están en proceso de desarrollo, incluso si no estaba previsto. Todo el proceso de fabricación se verá negativamente afectado por estas medidas, ya que se ha establecido un periodo muy corto sin tener en cuenta que los ciclos de producción son más largos.

Acea comparte la idea de la Comisión Europea de incentivar el uso de camiones de cero o bajas emisiones mediante créditos. Sin embargo, la Eurocámara ha votado establecer un sistema que penalizaría a los fabricantes que no vendan una cuota mínima de unidades de este tipo.

Además, la Asociación asegura que el Parlamento Europeo ignora el hecho de que el potencial de electrificación es distinto para turismos y camiones, por los elevados costes iniciales, la escasa autonomía, la falta de infraestructuras y la reticencia de los consumidores.

Por este motivo, reclaman una regulación más equilibrada que impulse y acelere el cambio sin socavar la competitividad de la industria. Asimismo, han pedido a los gobiernos de los Estados Miembros que sean sensatos a la hora de adoptar una posición común sobre este asunto.