Desde CETM se ha manifestado que el plan piloto del Ministerio de Fomento para que los camiones circulen por determinados tramos de autopista en lugar de utilizar carreteras congestionadas, cuya implantación se produjo el pasado 7 de julio, «no está funcionando».

Además, un portavoz de CETM ha denunciado la falta de información por parte del departamento de Ana Pastor sobre el desarrollo del plan. A este respecto, ha recordado que, en el momento de su implantación, Fomento se comprometió a analizar los datos de tráfico en los seis tramos afectados, algo que todavía no se ha producido.

De hecho, según ha explicado, el Ministerio había convocado una reunión con las patronales del transporte para analizar esta iniciativa, encuentro que estaba previsto para el pasado 15 de septiembre y fue suspendido a última hora. Desde entonces, no ha convocado ninguna otra reunión.

Entre los motivos que, según CETM, explican que el plan pueda estar fallando, el portavoz se ha referido al hecho de que afecte sólo a seis tramos, de algo más de 300 kilómetros, frente a los 16 planteados inicialmente.

También ha considerado que la fecha de su entrada en vigor, en pleno verano, y su corta duración, hasta el 30 de noviembre, pueden haber afectado. En estos meses las condiciones climatológicas y de visibilidad favorecen el uso de carreteras en lugar de autopistas.

Un tercer freno, según ha indicado, es que en cuatro de los seis tramos el descuento aplicado no alcanza el 50% anunciado ya que finalmente la rebaja se quedó en el 43,45%.

Los tramos que tienen la rebaja del 43,45% son Villalba-Villacastín (Iberpistas), Lleida-Montblanc (Acesa), Rubena-Armiñón (Europistas) y Puxeiros-Porriño-Frontera portuguesa (Autopistas del Atlántico). Por su parte, los del 50% son Dos Hermanas-Jerez Norte (Aumar) y León-Campomanes (Concesionaria astur-Leonesa).

Según los cálculos de Fomento, que cuenta con una partida de 10 millones de euros de los presupuestos para este proyecto, el plan puede beneficiar a 1,3 millones de transportistas. Además, estima que el ahorro de costes de los desvíos alternativos podría alcanzar alrededor de 53.000 euros diarios, lo que representa más de 7,4 millones de euros para la prueba piloto que se prolongará durante cinco meses.