La ministra de Fomento, Ana Pastor, durante su visita a la Feria Internacional de Turismo (Fitur) de Madrid, ha afirmado que la puesta en marcha del plan especial 2015 para facilitar el tránsito de camiones por algunas autopistas «debe estar acordado» con el sector del transporte, cuestión en la que el Departamento ya está trabajando.

Así, Pastor ha recordado que, para esta iniciativa de trasladar el transporte por carretera a las vías de mayor capacidad con el fin de reducir la accidentalidad y descongestionar el tráfico, cuestión que ha sido analizada desde la DGT esta misma semana, ya estaba recogida una partida en los Presupuestos Generales del Estado (PGE) para abonar a los profesionales una parte del peaje de las autopistas.

En concreto, los PGE de este 2015 recogen un total de 43 millones de euros para estas subvenciones, con lo que la cantidad destinada a bonificaciones de peaje se incrementa en un 54% con respecto a 2013, añadiendo cinco millones de euros para bonificaciones de vehículos pesados, cinco para bonificaciones en horas valle y seis millones para otras actuaciones.

Rebajas en los peajes

El Gobierno contempla continuar con las medidas ya implantadas, de aplicar rebajas de hasta el 50% de los peajes para los transportistas, en autopistas como la A2 a su paso por Gerona, que ha conllevado que 1,7 millones de vehículos pesados pasaran a circular por esta vía en lugar de hacerlo por la N-II.

Desde la DGT también han indicado que en la N34 de Castellón también se “han erradicado los accidentes mortales» a través de esta medida.

En la misma línea, Pastor ya había señalado en diciembre que la bonificación de peajes era una medida con un coste“moderado” y un efecto “muy favorable a corto plazo”

Ahora, las nuevas actuaciones se preven a corto plazo en diversas comunidades autónomas, entre ellas Galicia, donde se aplicarán bonificaciones de hasta el 50% en 188 km y 53 km de las autopistas Ap-9 y AP-53, respectivamente, con el objetivo de disminuir el tráfico en las nacionales N-550, N-651 y N-525, según señalan desde la Federación Gallega de Transporte de Mercancías (Fegatramer).

A este respecto, los transportistas gallegos, que ya habían venido solicitando medidas con las que favorecer el traspaso del transporte profesional a estas vías, reclaman la gratuidad en aquellos tramos en los que el Gobierno les obligue a transitar.

Del mismo modo, esta gratuidad no puede conllevar, según indican desde la Federación, la implantación de restricciones a la circulación, por lo que esperan «la llamada de Fomento» para poder mostrar al Ministerio el punto de vista del transporte gallego.

Cataluña como ejemplo

Por otro lado, desde la Generalitat de Cataluña, tras indicar también el buen resultado de la actuación en la N-II, han señalado que es «especialmente urgente» actuar en la N-340 a su paso por la provincia de Tarragona, y en la N-240 en Lleida, que tiene en paralelo la AP-2.

En cuanto a otras comunidades, cabe destacar que se han aplicado medidas similares en diciembre en las autopistas AP-2 y AP-68 en Aragón, mientras que, durante este 2015, el Gobierno irá prohibiendo el paso a vehículos pesados hasta alcanzar un total de 1.350 km de 16 carreteras nacionales.