El Pleno del Congreso de los Diputados analiza en su sesión plenaria que comienza este martes 25 de mayo una moción del Grupo Parlamentario Popular en el Congreso, sobre la previsión de un sistema de pago por uso en la red de carreteras del Estado y ampliable al resto de vías, incluida en el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia remitido formalmente a la Comisión Europea el pasado 30 de abril.

Con esta iniciativa, los populares pretenden exigir al Gobierno que retire la propuesta, que comunique oficialmente esta rectificación puntual a Bruselas en 30 días y que renuncie a presentarla en la futura Ley de Movilidad. No obstante, la actual aritmética parlamentaria hace difícil que salga adelante una iniciativa que, en cualquier caso, no tiene carácter obligatorio para el Ejecutivo.

Estos peajes han generado un gran revuelo, pese a que el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana afirma que la propuesta sirve únicamente para abrir debate, aunque, al tiempo, se ha remitido a la Comisión Europea y diversos altos cargos han salido a defender que el modelo de pago por uso es mayoritario en la Unión Europea.

Frente a esta opinión, diversos colectivos económicos, entre los que se encuentran los transportistas, consideran que los peajes supondrán un lastre insostenible para la competitividad de la economía españolaen el contexto europeo.

En el fondo del debate se encuentra el déficit endémico de mantenimiento que tiene la red viaria española, coste que se quiere endosar a este nuevo impuesto, con el fin de generar los fondos que no están previstos para este fin en el Plan de Recuperación.