La ciudad belga se ha impuesto a Maastricht, en los Países Bajos, entre las opciones que barajaba Alibaba para alojar sus instalaciones.

Las instalaciones de Lieja se integrarán en la red global de Cainiao.

El gigante chino del comercio electrónico Alibaba ha cerrado la semana pasada el contrato con el aeropuerto belga de Lieja para hacerse con una parcela de 220.000 m² para construir su primera plataforma logística en Europa, que entrará a formar parte de la red logística de su operador logístico Cainiao y que implicará una inversión de 75 millones de euros.

La primera fase de estas instalaciones estará operativas, según estima la compañía china, para 2021 y se destinarán a dar salida de productos europeos hacia el mercado chino, ya que Alibaba tiene intención de convertir su hub belga en lo que denomina una «puerta hacia China» para las pequeñas y medianas empresas del país y de todo el continente europeo.

El nuevo centro de distribución de Lieja se unirá a otros con los que cuenta repartidos por ciudades como Dubai, Hong Kong o Kuala Lumpur. La ciudad belga, a unos 160 km de Luxemburgo, se ha impuesto a Maastricht, en los Países Bajos, entre las opciones que barajaba Alibaba para alojar sus instalaciones.

De igual modo, Alibaba también desarrollará de manera conjunta con las autoridades belgas procedimientos aduaneros electrónicos para reducir los tiempos de tránsito en los servicios de transporte entre China y Bélgica y reducir los trámites burocráticos.