Autopista del mar entre los puertos de Gijon y Nantes

Se aleja la esperada reapertura de la línea Gijón-Nantes.

El proyecto que Rafael Riva lleva más de un año entre manos para reanudar la Autopista del Mar Gijón-Nantes se desvanece. El empresario devolverá la concesión europea que le fue otorgada para adquirir un barco, después de que el armador coreano con el que negociaba la compra del mismo haya declinado su oferta esta semana.

Aunque el propietario de Transportes Riva ha señalado este martes 31 de enero que intentará seguir adelante con el proyecto, también ha reconocido que su viabilidad pasa por encontrar un nuevo socio, como un armador que quiera llevar a cabo una operación de leasing, además de encontrar financiación.

Riva ha criticado abiertamente al Ayuntamiento de Gijón, al Principado de Asturias y a Puertos del Estado por «falta de voluntad política». De hecho, el Idepa asturiano, que iba a concederle un crédito blando de un millón de euros para la puesta en marcha de la línea, «no le ha contestado ni los emails», asegura el empreario.

No obstante, también ha destacado que el puerto de Gijón «se ha volcado con el proyecto». Según Riva, los 450.000 euros que la UE había concedido para realizar obras en el barco «se pierden ahora tanto para el puerto como para él», ya que había otras cantidades ligadas a la reanudación de la Autopista del Mar para actuaciones de mejora en el puerto.

Con todo, seguirá adelante con la idea de reanudar la línea marítima «hasta que tire la toalla, que será en breve», si bien por lo menos lo intentará durante un mes más, ha explicado Riva. Según el empresario, son necesarios entre 2,8 y tres millones de euros para reanudar la Autopista del Mar.