Eurotunnel

El plan tiene por objeto evitar el cableado entre el Reino Unido y el continente a lo largo del lecho marino y realizarlo aprovechando la infraestructura del actual túnel bajo el Canal.

Eleclink, la futura conexión eléctrica entre Francia y el Reino Unido a través del túnel del Canal de La Mancha, ha recibido recientemente el visto bueno del Consejo de Estado francés, por lo que los gestores de Eurotunnel esperan que el proyecto pueda iniciarse a finales de este mismo 2016. 

El ambicioso proyecto requerirá una inversión privada de 500 millones de euros para construir en el puerto inglés de Kent y en el francés de Calais las dos estaciones convertidoras, unos trabajos que llevarán 36 meses, algo más que la instalación del cable a lo largo del túnel, que se proyecta en 32 meses.

El plan, anunciado en 2010, tiene por objeto evitar el cableado entre el Reino Unido y el continente, más costoso a lo largo del lecho marino y realizarlo aprovechando la infraestructura del actual túnel bajo el Canal.

De este modo, la conexión de alta tensión que cruzará el Canal de la Mancha a través del túnel de servicio del Eurotunnel, estarían operativos en 2019 según los plazos previstos.

El Grupo Eurotunnel y el fondo británico Star Capital Partners son los accionistas de esta ‘joint venture’, con una participación del 49% y 51%, respectivamente.

Dado el importante peso de esta iniciativa para la sostenibilidad y la necesaria transición energética de las infraestructuras y medios de transporte, Eleclink cuenta con el apoyo de los gobiernos de Reino Unido y Francia, y ha sido reconocido como «proyecto de interés común» por parte de la Comisión Europea.