El muelle de Raíces, ubicado en la margen izquierda de la ría, es uno de los muelles más antiguos del puerto de Avilés y constituye, además, la alineación de mayor longitud de esa margen, con aproximadamente 821 metros de línea de atraque.

De igual modo, la instalación portuaria cuenta con una amplia explanada para acopios de unos 300 metros de ancho medio, que dispone tanto de áreas de depósito a intemperie como de tinglados de almacenamiento.

Además, también incorpora línea ferroviaria de ancho ibérico y ancho métrico próxima al cantil que conecta directamente con la red ferroviaria de interés general.

Por otra parte, en segunda línea, este muelle cuenta con concesiones de empresas carboneras, de graneles líquidos y relacionadas con la industria del metal.

Todas estas características hacen del muelle de Raíces uno de los más importantes para el puerto avilesino en su explotación, pese a que se trata de una infraestructura finalizada en el año 1935.

En consecuencia, adolece de falta de calado suficiente para albergar los grandes buques que, cada vez en mayor número, operan en el puerto de Avilés, mientras que, por otro lado, la actual operativa portuaria, con maquinaria de mayor peso y necesidades de acopio mayores que los utilizados para el diseño original del muelle, está produciendo asentamientos y dificultades en la explotación de la infraestructura.

En consecuencia, los responsables del enclave asturiano han abierto el procedimiento de licitación de sistencia técnica para la redacción del proyecto constructivo de adecuación del muelle de Raíces para nuevos tráficos en una primera fase.

Con estos trabajos se busca establacer las bases sobre las que se procederá a aumentar el calado del muelle hasta los catorce metros de profundidad, así como a acondicionar la explanada trasera para soportar la sobrecarga de uso de 10t/m2.

El contrato, con un plazo de ejecución de ocho meses, cuenta con un presupuesto base de licitación de 304.105,87 euros y un valor estimado de 251.327,17 euros.