suministro-de-combustible-de-repsol-en-el-puerto-de-cartagena

El puerto tiene previsto licitar un nuevo proyecto de adaptación y mejora para la carga de GNL.

Repsol ha llevado a cabo en el puerto de Cartagena el mayor suministro de Gas Natural Licuado, GNL, a un buque para su uso como combustible. En la operación, que ha contado con la colaboración de Enagás y el Grupo ESK, se han suministrado 11 cisternas de GNL a la embarcación canadiense Paul A. Desganés.

Se trata de la tercera de una serie de cuatro construidas en el astillero turco de Besiktas y es capaz de operar con fuelóleo, diésel o GNL. La empresa energética supera con ella el récord anterior, que se había conseguido con el suministro de diez camiones cisterna de GNL al buque Mia Desgagnés.

Este tipo de operaciones suponen una línea de trabajo clave en la estrategia del grupo, que aspira a proporcionar todo tipo de soluciones a sus clientes y agregar este combustible dentro de su portfolio de combustibles marinos.

La Autoridad Portuaria de Cartagena, que ha participado activamente en esta operativa, tiene previsto sacar a licitación un nuevo proyecto de adaptación y mejora para la carga de Gas Natural Licuado, un combustible que no genera emisiones de óxidos de azufre o partículas y reduce sustancialmente las de CO2 y óxidos de nitrógeno.