La dársena de Escombreras del puerto de Cartagena contará con una nueva terminal polivalente que recibirá la denominación de Barlomar.Esta infraestructura supondrá una inversión de 822 millones de euros, de los que 291 son de iniciativa privada.

En total, serán 58 hectáreas de superficie las que se ganarán al mar, con un muelle de 1.420 metros de longitud y dotado con dos nuevos muelles con un calado de 34 metros de profundidad. Además, se calcula que generará 10.000 puestos de trabajo, directos, indirectos e inducidos.

Será una de las terminales más modernas y sostenibles del mundo ya que el origen de la electricidad será 100% de fuentes renovables. También contará con una conexión ferroviaria.

Todos estos detalles se han dado a conocer en un acto en el muelle de San Pedro, en el que el presidente de Murcia, Fernando López Miras, ha explicado que “la terminal de Santa Lucía ha quedado obsoleta y el 92% de los buques de la flota de las 20 navieras más importantes del mundo no pueden acceder a ella«.

Esto supone que Cartagena «se vea obligada a renunciar al 99% de la capacidad total del transporte marítimo de las navieras, que eligen otros puertos para operar”, ha añadido, de ahí la apuesta por una nueva terminal.

Por su parte, la presidenta del puerto, Yolanda Muñoz, explica que “Barlomar es un proyecto estratégico y de futuro que nos permitirá seguir creciendo en tráficos, como la industria offshore y en graneles sólidos, y acoger una gran explanada para contenedores. Los estudios están muy avanzados y tenemos ya marcada la hoja de ruta para que este gran proyecto sea una realidad”.

Tanto el gobierno regional como la Autoridad portuaria han querido dejar claro que esta nueva terminal no supone en ningún caso renunciar a la construcción de una nueva dársena en el Gorguel.

 

banner-suscripción-a-cadena-de-suministro-750x110px