La Autoridad Portuaria de Cartagena está ultimando la compra de unos 300.000 m² a Sepes para la Zona de Actividades Logísticas. Estos terrenos serán puestos a disposición del Ejecutivo regional para el traslado del Centro de Transportes y el Depósito Franco.

Así se ha puesto de manifiesto durante la última reunión con la administración regional, el Ayuntamiento, la propia Entidad Pública Empresarial del Suelo y representantes de los empresarios, entre otros agentes implicados.

Entre las medidas abordadas en la mesa de la ZAL, se encuentra el compromiso de mantener en el próximo proyecto de presupuestos del Instituto de Fomento para 2021, una partida plurianual de dos millones de euros para iniciar los trámites para la implantación en Los Camachos.

No obstante, el Gobierno regional ha insistido en la necesidad de conectar la ZAL con el Corredor Mediterráneo y el puerto de contenedores, proyectos no incluidos en los Presupuestos Generales del Estado.

En este sentido, ha solicitado a la Secretaría de Estado de Infraestructuras, de la que depende Sepes, una implicación real para el desarrollo de la terminal intermodal, de modo que esta infraestructura cumpla con su verdadero objetivo y se convierta en un proyecto estratégico.

Área de Interés Regional

En este organismo, han lamentado que después de dos años de esfuerzos, la administración regional modifique la hoja de ruta al considerar que el convenio aprobado ya no es el vehículo adecuado para la puesta en funcionamiento de la ZAL. De hecho, introduce planteamientos que necesitarán de estudio, acuerdo y consensos nuevos.

En este sentido, recuerdan que la entidad y el Ayuntamiento aprobaron en diciembre de 2018 y febrero de 2019 respectivamente el convenio sobre la compra de suelo, el precio y la tramitación urbanística a través de un Área de Interés Regional.

La Comunidad Autónoma de la Región de Murcia confirmó en mayo de 2019 que estaba avanzando en los trámites para la aprobación del convenio, que ahora descarta firmar, y la redacción del AIR.

Sin embargo, en febrero de 2020, se publicó la aprobación inicial de este Área de Interés Regional, con una planificación diferente a la que se recogía en el convenio acordado, sin haber consultado previamente al Sepes y sin que a día de hoy, se haya dado respuesta a sus alegaciones.

El organismo, en cualquier caso, se muestra dispuesto a colaborar en la nueva fórmula propuesta, siempre desde el diálogo y sin enterrar el contenido del acuerdo aprobado con el consenso de todas las partes hace dos años.