El puerto de Castellón está inmerso en un destacado proyecto de expansión de sus infraestructuras hacia el sur.

Este plan de crecimiento, que arrancó con el comeinzo del siglo XXI, y se dilata hasta 2027, tuvo un importante hito en 2009 con la inauguración de la nueva dársena Sur.

La construcción de la Dársena Sur ha supuesto una importante apuesta por la consolidación del puerto de Castellón como una plataforma logística intermodal con conexión ferroviaria que da servicio a grandes volúmenes de tráficos, y en ella ya hay instaladas varias concesionarias dedicadas a los tráficos de graneles sólidos y líquidos.

El crecimiento de los trasiegos de mercancías que exige una demanda de superficies para acopio y almacenamiento requiere la ejecución de viales adecuados al tráfico que se espera que tenga origen y destino en las mismas.

Como parte de esta transformación del enclave castellonense, la Autoridad Portuaria de Castellón ha licitado el contrato de ejecución de un nuevo vial junto al canal de Iberdrola en la dársena Sur.

Los trabajos comprenden el movimiento de tierras, la ejecución de las redes de servicios, la pavimentación con firme flexible y la colocación de señalización horizontal y vertical.

Las labores, con un plazo de ejecución de tres meses, tienen un presupuesto base de licitación de 251.276,53 euros, así como un valor estimado de 207.666,55 euros.