La Autoridad Portuaria de Castellón ha puesto en marcha una serie de medidas de apoyo económico a las empresas del sector marítimo tras la aprobación la semana pasada del Real Decreto de medidas urgentes.

Con ellas, los responsables del enclave portuario castellonense tienen el objetivo de aliviar la presión del sector marítimo y logístico, de las empresas concesionarias radicadas en la zona de servicios del puerto y también de sus proveedores.

Las medidas van dirigidas a las empresas que deben abonar pagos a la Autoridad Portuaria de Castellón por la ocupación, la actividad, el buque y las deudas tributarias, entre otros conceptos.

Las medidas contemplan la ampliación de los plazos de pago para las tasas de utilización, la emisión de facturas por tasas de dominio público y de actividad al final del plazo legal exigible y el cobro de una cuantía mínima en la facturación de las tarifas de suministro.

De igual manera, también se ha procedido a la ampliación de plazos de pago para las tarifas por servicios comerciales, a aplazamientos y fraccionamientos de pago de tasas y tarifas y la reducción de los plazos de pago a proveedores.

Por último, hay una serie de medidas relacionadas con la tasa del buque, tales como la reducción de la tasa por estancia prolongada, la  reducción de un 10% para los buques del transporte marítimo de corta distancia y de un 50% para servicio regular de pasaje o carga rodada.