El Consejo de Administración de Autoridad Portuaria de Málaga ha dado el primer paso para comenzar a ejecutar el proyecto de mayor inversión de este periodo, como es la creación de un nuevo muelle para operaciones logísticas.

Esta obra, en la que se invertirán 20 millones de euros, permitirá adaptar áreas colindantes como la mencionada, entre otras que se ejecutarán a medio plazo.

También se ha dado el visto bueno a varios proyectos pendientes para impulsar la recuperación económica en la zona ante la situación actual.

Así, se ha aprobado el pliego de bases para la contratación del nuevo acceso sobre el río Guadalmedina desde San Andrés. Se trata de un puente destinado al transporte de mercancías por carretera, que se sumará al ya existente para el transporte ferroviario.

También se iniciarán próximamente las actuaciones para la construcción de la dársena de megayates en los muelles 1 y 2 del puerto, tras el otorgamiento de la concesión administrativa correspondiente para la ocupación y explotación de la zona durante 20 años, la UTE Cabo Marina, S de R.L. de C.V – Puerto Picasso Málaga.

El ámbito espacial de la concesión cuenta con una superficie de agua de 41.484 m², con la correspondiente superficie de tierra de 4.830 m², lo que supone una longitud de muelle de 770 metros.

El proyecto, que fue adjudicado en diciembre, contempla la creación de 31 puntos de atraque para embarcaciones de entre 30 y 100 metros de eslora.