La Autoridad Portuaria de Málaga impulsa toda una batería de medidas concretas para cumplir con los Objetivos de Desarrollo Sostenible promovidos en la Agenda 2030.

Todas ellas se agrupan bajo el lema “no dejar a nadie atrás” y pretenden hacer frente a los retos sociales, económicos y medioambientales que plantea la globalización a escala internacional.

En esta misma línea, los responsables del enclave malacitano busca hacer partícipe de este complejo proyecto de sostenibilidad a toda la comunidad portuaria, con el objetivo de conseguir la sostenibilidad del puerto.

Con ello se busca que estas iniciativas queden integradas en todas las actividades que se realicen en el recinto portuario y en las empresas que operan en él, sentando las bases de la transición hacia una economía circular de la logística portuaria.

De igual manera, el puerto de Málaga tiene la decidida vocación de ser pionero en cuanto a la integración de la sostenibilidad en su actividad diaria, aprovechando su localización en una ciudad turística y tecnológica, algo que le obliga especialmente de respetar el entorno, dado que es centro de gran interés un turismo náutico y de cruceros de alto nivel por lo que ha de cumplir con estándares de calidad medioambiental muy elevados.