El presidente de Puertos del Estado, Francisco Toledo se ha reunido mediante videoconferencia con Víctor Gamero y José Ayala, presidente y director de la Autoridad Portuaria Melilla, para consensuar el Plan de Empresa 2020-2024, que incluye inversiones por valor de 29 millones en inversión pública y ocho millones de inversión privada.

En este encuentro, se ha expuesto la «crítica» situación financiera del puerto, pues a su limitada generación de recursos se añaden los efectos de la crisis sanitaria, que ha supuesto la paralización del tráfico de pasajeros con la península durante gran parte del año y la cancelación de la OPE.

Según las previsiones de cierre de 2020, se podría producir un descenso de hasta de un 70% en el tráfico de pasajeros y de un 25% en la mercancía. Además, la frontera terrestre con Marruecos permanece cerrada.

Todo esto se reflejará en los ingresos, que previsiblemente arrojarán un resultado negativo tanto en 2020 como en los años siguientes. Por ello, Puertos del Estado ha propuesto un plan a corto plazo para el puerto, que se ha concretado en una financiación extraordinaria de 4,5 millones con cargo al Fondo de Compensación Interportuario.

Además, desde la Autoridad Portuaria han solicitado que se considere como puerto estratégico al de Melilla por los beneficios que esto comportaría. El presidente ha explicado el trabajo realizado respecto a objetivos importantes, como el Plan de Accesibilidad Universal o el Plan de Mantenimiento.

Toledo, a su vez, ha reconocido el esfuerzo del puerto para la contención de gastos y la planificación de inversiones, que se han reducido a las estrictamente necesarias.