La Autoridad Portuaria de Motril ha habilitado una superficie de 14.000 m² en la ZAL destinadas a facilitar el depósito y almacenamiento de mercancías para un nuevo tráfico de torres para aerogeneradores, procedentes de la planta que la empresa Gamesa tiene en la localidad jiennense de Linares y que ya ha comenzado a acopiarse en esta nueva zona con la consideración de fiscal y aduanera.

De momento hay confirmados en torno a unos diez embarques para exportación que se realizarán durante la primavera o el verano del año próximo.

La evolución de estos tráficos en el enclave motrileño hacen que sus responsables estimen oportuno generar bolsas de terreno en la ZAL, toda vez que gran parte de la superficie de muelle destinada a estas mercancías ya se encuentra ocupada.

Así pues, el objetivo de este proyecto es garantizar una superficie con capacidad suficiente que permita diferentes usos, para lo que se ha seleccionado la solución más económica y de menor afección en el estado final de la explanada.

Con esta nueva superficie, el puerto de Motril afianza su especialización en unos tráficos de gran valor añadido y que realiza con cierta asiduidad desde los años noventa del siglo pasado.