El puerto de Motril ha movido el pasado 2020 un total de 221.000 toneladas de biocombustible, distribuidas en quince partidas a lo largo del año.

Así mismo, a lo largo del presente ejercicio, el enclave granadino suma cerca de 33.000 toneladas de biodiésel fabricado a partir de grasas animales o vegetales, aceites comestibles reciclados, que se mezclan con gasóleo para crear un combustible más limpio.

En Motril, este proceso se lleva a cabo en la planta que el Grupo Hafesa dispone y opera en la ZAL del puerto de Motril por medio de su filial Secicar.

Esta mercancía, de reciente incorporación a la estadística del puerto, tiene la consideración de tránsito marítimo, toda vez que se descarga del buque a las instalaciones de Secicar y se distribuye posteriormente por vía terrestre.

De esta manera, la compañía, fundada en 1991 y perteneciente al Grupo Hafesa desde 2016, pretende consolidar su modelo de negocio actual , una vez que se ha colocado como uno de los principales operadores del ámbito del almacenamiento y distribución de hidrocarburos en Andalucía.

Con estos tráficos, el recinto portuario nazarí sigue incorporando nuevos tráficos, con el objetivo de diversificar volúmenes de mercancías y, al timpo, refuerza su papel en los tráficos de graneles líquidos.