El puerto de Motril sigue trabajando para reducir la huella de carbono de su actividad industrial y desde hace unos días se ha unido al grupo de puertos españoles que suministra GNL en sus muelles.

Así pues, para el suministro de este tipo de combustible mediante bunkering, tanto el puerto como Balearia han tenido que desarrollar una serie de protocolos y obtener diferentes licencias relacionadas con el empleo del GNL para abastecer al ferry  ‘Hypatia de Alejandría’, que emplea este combustible para realizar la travesía con Melilla.

DE igual modo, la utilización de GNL en esta embarcación durante su estancia en el puerto consigue reducir un 30% las emisiones de CO2 a la atmósfera y limitar el ruido que emite, con lo que se mejora la calidad acústica y del aire en el entorno de los barrios portuarios.

El uso de este ferry ha obligado a Balearia a coordinadar sus operativas de embarque y desembarque de vehículos y pasajeros para realizar la recarga de GNL, que puede durar aproximadamente una hora y media.

El recinto de Motril se une así a los puertos de Algeciras, Almería, Barcelona, Bilbao, Denia, Huelva, Málaga, Tenerife y Valencia como los únicos del país que tienen suministro de GNL.

España ha realizado en 2020 un total de 741 operaciones de abastecimiento de GNL para ser empleado como combustible en buques, cuatro veces más que un año antes.