La Autoridad Portuaria de Sevilla (APS) ha aprobado una nueva escalilla de calados de la Eurovía del Guadalquivir en la que se establece un aumento del calado mínimo de entrada de los buques al Puerto. Este avance mejorará la competitividad del nodo logístico y permitirá consolidar la llegada de buques con más carga.

Gracias a esta medida, que forma parte del conjunto de acciones desarrolladas por la institución portuaria para optimizar la navegación, se pasa de un calado de entrada de 6,80 – 7,20 metros recogido en la escalilla aprobada en 2017, a 7 – 7,20 metros, según el coeficiente de marea diario de la canal.

El aumento del calado de entrada se debe a un mayor conocimiento de la onda de marea de la ría del Guadalquivir que es superior a la que históricamente se estimaba. Así lo apuntan los modelos matemáticos desarrollados por el Grupo de Oceanografía Física de la Universidad de Málaga.

Gracias a las medidas puestas en marcha por el Puerto para optimizar la vía navegable, como el empleo de la doble marea, la programación con mayor precisión de las salidas y entradas y los desarrollos tecnológicos, se ha constatado un aumento del tamaño medio de los buques que entran al puerto.

Sobre el total de la flota (exceptuando líneas regulares y cruceros), el porcentaje de buques de 100 a 160 metros de eslora ha pasado de un 39,4% en 2018 a un 45,3% en 2020.