La Autoridad Portuaria de Valencia ha seleccionado la oferta presentada por Balearia para la construcción y gestión de la nueva terminal pública de pasajeros del enclave, que se ubicará entre el muelle de Poniente y el muelle del Espigón del Turia.

La instalación, con una propuesta que el propio presidente del puerto califica de «casi matrícula de honor» al obtener una puntuación de 93 sobre 100 puntos posibles, ocupará una parcela de aproximadamente 100.000 m² y su concesión se otorgará por un plazo de 35 años, prorrogables hasta un máximo de 50 años.

La infraestructura cuenta con un especial cuidado en sus aspectos de accesibilidad y sostenibilidad, así como en el uso de nuevas tecnologías.

En este sentido, el proycto garantiza que el 100% de la energía eléctrica necesaria para el funcionamiento de la terminal se producirá en las propias instalaciones, y será de origen renovable.

De igual modo, el recinto, destinado tanto a líneas regulares de ferris como a crucero, funcionará con cero emisiones contaminantes y apostará por la economía circular.

Por otra parte, el diseño interior de la estación garantizará la operativa independiente de los pasajeros de cruceros y los pasajeros de líneas regulares. Adicionalmente, también se ha previsto la creación de un Centro de Innovación y Ecoeficiencia y un espacio para la dinamización cultural.

Balearia, que llevará a cabo el proyecto junto con la operadora de cruceros Global Ports Holding, estima que “es una extraordinaria noticia en momentos de incertidumbre y de temporal en la economía.